Videodebate “Diagnóstico y análisis del mercado laboral actual”

En la tarde de ayer, 29 de octubre, tuve la oportunidad de participar en un videodebate con Héctor Jerez, bajo el título “Diagnóstico y análisis del mercado laboral actual“.

Estos debates se enmarcan dentro de la sección “Encuentros Profesionales“, organizados por la plataforma virtual de colaboración entre profesionales eProform. Desde estas líneas quiero volver a agradecerles su invitación y la oportunidad que me han brindado de colaborar con ellos. Ha sido todo un honor.

Comparto el vídeo del debate para tod@s aquell@s que puedan estar interesad@s.

Anuncios

La soledad del desempleado

La soledad se caracteriza por aislamiento, una falta de contacto con el entorno, con las personas que nos rodean. Las causas que la provocan pueden ser diversas, desde llegar a ella por la propia elección de la persona, hasta padecerla por una situación social determinada. Su “padecimiento” puede tener una duración corta, beneficiosa para poder llevar a cabo una actividad concreta en mejores condiciones, o puede alargarse en el tiempo, llegando incluso a darse la posibilidad de sufrir un “desaprendizaje” en el establecimiento de relaciones sociales.

Este “síntoma” llegan a padecerlo muchas personas que pasan por una situación de desempleo. Está claro que cada persona vive, siente y padece las situaciones de su vida de una manera concreta e individualizada. Y su respuesta será en función de esto, de su vivencia, de su sentir frente a las situaciones adversas que sufra.

soledad-Edwin Yanes

Foto: Edwin Yanes

El desempleo puede ser una situación pasajera, de la que la persona sea consciente que saldrá en poco tiempo, o puede entenderse como algo que tendrá una larga duración y que no sabremos cuando se acabará. Esto puede verse minimizado o acrecentado según la influencia que otros factores puedan tener sobre la persona: edad, situación económica, nivel formativo, situación familiar, características de personalidad, capacidad de resolución de problemas, etc.

Otro factor clave será la incertidumbre que cada persona tenga sobre el tiempo que tardará en estabilizar su situación. La incertidumbre puede llegar a bloquear la acción de la persona para buscar una solución. Es importante llegar a manejarla, ya que entenderla como algo importante, pero controlable, puede facilitar mucho que se llegue a tener un concepto positivo de la misma.

En estos momentos, no es difícil entender la situación de desempleo como algo sobrevenido, causado por “no se sabe qué”, y que escapa por completo al control de la persona. De hecho, igual que han sido factores externos los que han causado dicha situación, se pretende que sean también factores externos los que la resuelvan, debido a la sensación de incapacidad que se tiene para que la persona pueda resolver su problema por sus propios medios.

Entre la situación de desempleo, la incertidumbre que genera, la desconfianza en poder solucionar por sí mismo la situación, y considerar que la solución está en manos de “otros”, que difícilmente llegarán a ofrecérsela, la persona puede llegar a padecer una sensación de soledad y abandono, que se irá haciendo mayor conforme vaya pasando el tiempo.

Observar como cada día que pasa se ignora su CV, no se valoran ni su capacidad ni su talento, cómo recibe buenas caras y silencios por respuesta, cómo sólo es importante para el servicio público de empleo el día de renovación de su tarjeta, cómo su red de contactos se vuelve insignificante, cómo su situación le ahoga y nadie hace nada por ayudarlo….., todo esto va mermando la motivación, autoestima y autoconfianza de la persona desempleada para volver de nuevo al mercado laboral, logrando paralizar toda iniciativa que pudiera tomar o tomando decisiones erróneas en su búsqueda de empleo.

SolidaridadLlegado a este punto, la persona que siente esta situación de desamparo y abandono debe dar un giro de 180º en su modo de verlo todo, e intentar salir de dicha situación, de lo contrario lo único que conseguirá será eternizarla. Para ello debe cambiar el modo en que siente su situación. Debe reformularla, valorar en mayor medida sus puntos positivos, analizar la situación y extraer de ella los aspectos más importantes, quitándole relevancia a los factores que pudieran afectarle negativamente.

Sería interesante solicitar ayuda a profesionales que pudieran apoyarle y aportarle técnicas para que le resulte más eficaz la reformulación de la situación y de los aspectos psicológicos asociados a la misma. También sería importante reformular el plan de búsqueda de empleo establecido, si es que lo hubiera, o diseñar un nuevo plan de búsqueda en base a las aspectos que se quieran trabajar.

El objetivo que se debe perseguir con todas las acciones que se lleven a cabo deberá ser que la persona desempleada vuelva a sentir que no se encuentra sóla en su situación de desempleo. Es importante compartir su propia sensación con otras personas que se encuentren en la misma situación, pero que la sientan de un modo diferente, con mayor optimismo y con expectativas reales de inserción laboral. Debe reformularse su red de contactos, de modo que se sienta “acogido” por ella y perciba que él es una pieza importante en la misma.

Muchas veces, cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles, tenemos la sensación de que será tremendamente complicado salir de ellas solos. Por eso es muy importante “pedir ayuda”, personal o profesional. En momentos así, el apoyo y la solidaridad de otras personas adquiere gran importancia, e incluso pueden ser imprescindibles para encontrar la solución.

Agencias de colocación y ETTs ¿son una solución para el empleo?

¿Qué son las Agencias de Colocación?

¿Conocemos cuál es su misión?

¿Han sido eficaces hasta el momento?

¿Qué papel tienen en estos momentos de tasas de desempleo tan altas?

agenciasdecolocacinSegún el Real Decreto 1796/2010, de 30 de diciembre, por el que se regulan las agencias de colocación, estas son “aquellas entidades públicas o privadas, con o sin ánimo de lucro, que, en coordinación y, en su caso, colaboración con el servicio público de empleo correspondiente, realicen actividades de intermediación laboral que tengan como finalidad proporcionar a las personas trabajadoras un empleo adecuado a sus características y facilitar a los empleadores las personas trabajadoras más apropiadas a sus requerimientos y necesidades……Las agencias de colocación autorizadas podrán actuar de forma autónoma pero coordinada con los servicios públicos de empleo, y/o como entidades colaboradoras de los mismos, mediante la suscripción de un convenio de colaboración con aquéllos.”

Entre las aportaciones que pueden prestar las agencias de colocación privadas, encontramos:

♦ Proporcionar trabajo a los solicitantes de empleo

♦ Incrementar sus oportunidades de trabajo e integración en el mercado de trabajo

♦ Mejorar la fluidez del mercado de trabajo

♦ Cooperar con los servicios públicos de empleo

♦ Facilitar el acceso a la Formación Profesional

Entre los servicios que prestan están los siguientes:

♦ Intermediación laboral

♦ Orientación laboral e información

♦ Selección de personal.

En cualquier caso y según la normativa vigente, los servicios prestados por estas agencias de colocación tendrán carácter gratuito para los usuarios. Pueden llevar a cabo planes específicos de empleo destinados a colectivos prioritarios que presenten dificultades de inserción.

En pocas palabras, las agencias de colocación realizan las mismas funciones que hacen o deberían hacer los servicios públicos de empleo, prestando una cooperación mayor las agencias que lleguen a acuerdos de colaboración con las administraciones públicas.

A partir del citado Real Decreto, se acreditaron más de 600 agencias. De las casi 800 existentes en la actualidad, muchas aún no han iniciado su actividad, y las que están en funcionamiento, lo hacen a duras penas. Aquí puedes consultar las Agencias de Colocación acreditadas.

Con la publicación del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, se abre la posibilidad de que las Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) puedan convertirse en agencias de colocación de carácter privado, con ánimo de lucro, y se les pueda permitir colaborar con los servicios públicos de empleo, del mismo modo que las citadas agencias, y previa autorización administrativa.

ETTEsto supone que las ETTs, a sus funciones de empresas contratantes que ceden trabajadores a otras empresas, se le suman las de intermediación laboral entre empresas y trabajadores. Es aquí donde puede surgir un problema importante ¿cómo va a realizar intermediación laboral una empresa cuya actividad principal es la de contratar a trabajadores para cederlos a otras empresas, a cambio de la cantidad económica acordada por el servicio? Parece que este punto de la reforma laboral de 2012 aún no está muy desarrollado, pero es posible que se aclare algo a raiz del Acuerdo Marco (aún en borrador, que puedes consultar aquí ) que se pretende firmar entre los servicios públicos de empleo, estatales y autonómicos, y las agencias de colocación y ETTs.

De este Acuerdo Marco es importante resaltar que no se contempla la privatización de los servicios públicos de empleo, sino la prestación privada de servicios de reinserción. El sistema sigue siendo público. Tanto la decisión sobre el derecho a la prestación por desempleo como el estudio de las necesidades de cada persona parada siguen siendo responsabilidad de los servicios públicos de empleo. Lo novedoso es que los servicios de empleo podrán derivar ciertos colectivos de parados hacia las agencias privadas y estas recibirán una remuneración por cada colocación, que variará en función de la dificultad de la reinserción (ver página 6 del borrador del Acuerdo Marco).

El objetivo del Acuerdo Marco es seleccionar un mínimo de 60 agencias que puedan participar en una 1ª fase de cuatro años y establecer las condiciones a que habrán de ajustarse los contratos (entre las agencias y los servicios de empleo autonómicos) que se adjudiquen basados en dicho Acuerdo Marco. El proceso de licitación será en dos fases, 1º a nivel nacional y posteriormente a nivel autonómico.

SepeEste Acuerdo puede llegar a causar opiniones controvertidas. La cooperación público-privada en la reinserción de los parados es un asunto delicado y las críticas apuntan sobre todo al riesgo de que las agencias (al obtener sus beneficios a partir de las contrataciones realizadas) puedan dedicar sus esfuerzos solo a los casos fáciles, olvidando los casos más difíciles. Otro aspecto interesante sería la posibilidad de que los servicios públicos de empleo sólo derivasen a las agencias de colocación los casos fáciles que tengan derecho a prestación por desempleo, con el objetivo de facilitar la inserción laboral a través de dichas agencias, y dejar de pagar la prestación por desempleo a las personas beneficiarias. Es decir, las podrían “usar” como medios no sólo para reducir la tasa de desempleo, sino también como medio de ahorro.

Pero este Acuerdo, cuya justificación inicial puede ser bastante interesante y positiva, empieza a perder credibilidad cuando el presupuesto establecido para ejecutarlo asciende sólo a 66 millones de euros, o lo que traducido en resultados sería la colocación de 40.000 desempleados en los 4 años de duración del Acuerdo. No contempla dicho Acuerdo, por ahora, la reinversión de las prestaciones por desempleo, o parte de ellas, que se puedan ahorrar al dejarlas de percibir las personas recolocadas. Tampoco contempla la colaboración del mayor número posible de agencias o ETTs, lo cual ayudaría a dar mayor cobertura al gran número de desempleados existentes y a incrementar sus posibilidades de inserción laboral, es decir, a cumplir los objetivos principales del Acuerdo.

Hace unos días pude leer la nota de prensa de la presentación, por parte de Asempleo (Asociación de Agencias Privadas de Empleo), de su Informe “Impacto de las ETTs en el mercado laboral y las finanzas públicas”. De los datos que expone, me llamó la atención la diferencia en el porcentaje de la penetración de las ETTs españolas (0,5%) en relación a las de los países de la UE (1,75%) en el mercado laboral. Sólo equiparándola a la de los países de la UE, se podría reducir en 400.000 el número de desempleados, en 3,2 puntos la tasa de desempleo, además de aumentar la tasa de ocupación en 1,9 millones de personas.

Con todos estos datos, con lo que se ha venido haciendo hasta ahora y con lo que queda por hacerse, me surjen preguntas, algunas de las cuales ya he planteado durante el artículo:

♦ ¿Realmente las agencias de colocación y las ETTs tendrán importancia en la disminución de la tasa de desempleo?

♦ ¿Han sido efectivas las agencias de colocación?

♦ La normativa que regula las agencias de colocación, la reforma laboral y el Acuerdo Marco pendiente de firma ¿derivarán en la privatización de los servicios públicos de empleo?

♦ ¿Se reducirá o aumentará la temporalidad en el empleo?

♦ ¿Por qué no se refuerzan los servicios públicos de empleo en lugar de firmar acuerdos de colaboración con entidades privadas?

♦ ¿Realmente una ETT puede realizar acciones de orientación laboral?

Todos los recursos que sirvan para reducir el desempleo siempre serán pocos. Las agencias de colocación y las ETTs son algunos de ellos, y por esto habría que confiar en que todos los recursos y acciones que se lleven a cabo serán eficaces para, poco a poco, ir resolviendo la situación del empleo de este país.

Estoy desempleado ¿Qué hago ahora?

El mayor problema que tiene este país, como todos sabemos, es la creciente tasa de desempleo que estamos sufriendo. Cada día, decenas de personas pierden su empleo. Y por un motivo o por otro, el pensamiento que con más fuerza les ronda por su cabeza es las dificultades que tendrán a partir de ese momento para volver a trabajar.

Perder el empleo en estos momentos supone tener mayores dificultades para encontrar de nuevo una ocupación. Mayores dificultades si comparamos la situación actual con la que vivíamos antes del inicio de esta “crisis” económica.

Ese momento crítico que vive toda persona al perder su trabajo, se acompaña de desmotivación, escasas expectativas de futuro, desorientación, pérdida de auto confianza, y si le añadimos en hándicap de ser mayor de 45 años, nos encontramos con una persona con dificultades para decidir qué camino tomar y qué acciones iniciar para que su tránsito por el desempleo sea lo más breve posible. A todo esto hay que unir los cambios que está sufriendo el mercado laboral en su adaptación a la era digital y al 2.0, modificando los procedimientos de reclutamiento y selección de personal, a los que son ajenas muchas de las personas desempleadas.

Lo primero que debe hacerse es un análisis personal y de la situación. Este análisis debe englobar, al menos, los siguientes aspectos:

– Auto análisis: determinar las propias habilidades y capacidades, tanto personales como profesionales, trayectoria profesional, conocimientos, déficit formativo, disponibilidad, expectativas, etc.

– Análisis del entorno: observar el entorno laboral, tanto el próximo como el más distante a su perfil profesional, detectar empleos emergentes, red de contactos, etc.

 La finalidad principal del auto análisis es determinar el objetivo que se quiere conseguir, más allá del objetivo principal, que es el de retornar al mercado laboral. Ese objetivo se deberá establecer tras el análisis anterior, contestando, entre otras, a las siguientes preguntas:

– ¿qué sé hacer?

– ¿qué debería mejorar? ¿necesito recibir formación?

– ¿es posible seguir trabajando en el mismo ámbito?

– ¿qué perfiles profesionales tienen mayor demanda?

– ¿debo plantearme reorientar mi trayectoria profesional?

– ¿debo plantearme tener movilidad geográfica?….

Este auto análisis para establecer el objetivo laboral es tan importante, como difícil de hacer de manera adecuada. Para ello, existen en todo el territorio nacional servicios de orientación profesional, en los que una de sus principales tareas es apoyar a las personas en búsqueda de empleo en este aspecto fundamental.

A partir de ahí, una vez establecido el objetivo concreto que queremos lograr, debe ponerse en marcha la “maquinaria”, y es cuando realmente empieza el trabajo de campo, duro y exigente: la búsqueda de empleo.

Para esta búsqueda de empleo tendremos que llevar a cabo otra serie de acciones:

– Elaborar currículum

– Mejorar habilidades para la búsqueda

– Detectar los recursos de empleos disponibles (tanto físicos como digitales)

– Establecer red de contactos

– Etc…

Estos aspectos los analizaremos en los siguientes posts.

Aviso a navegantes…..

El ser humano, por naturaleza, cuando más necesidad tiene, es cuando aparece más vulnerable ante su entorno, aumentando enormemente las posibilidades de ser engañado, estafado, robado…. En la situación actual que vive este país, donde la creciente tasa de desempleo, el aumento de desahucios y las penurias económicas están llevando a una gran parte de la población a momentos de desesperación, se entiende la obtención de un empleo como la tabla de salvación ante todos esos problemas.

Es entonces cuando los más avispados, sagaces y deshumanizados personajes salen a la caza y captura de los débiles y necesitados, con la única intención de sacar el máximo provecho, personal y económico, de la situación de debilidad de las personas en apuros.

oportunidad negocioY alguno pensará, ¿qué tiene esto que ver con el objetivo de este blog? Pues mucho. Tanto como la proliferación de ofertas de empleo fantásticas y maravillosas que solo buscan persuadir a los “futuros empleados” para que acepten esas condiciones laborales increíbles de un “proyecto” que hará olvidar todos sus problemas.

Me estoy refiriendo a esas ofertas de empleo en las que no se da ningún dato sobre la empresa, requisitos, condiciones laborales, tareas a desempeñar, etc., siendo el único reclamo el hecho de trabajar en “algo” (que nadie explica) a cambio de una contraprestación económica magnífica……. TODO MENTIRA. En la mayoría de los casos se trata de negocios multinivel o piramidales.

piramidal

Nunca deben tomarse como algo serio y formal ofertas donde no se identifica la empresa contratante o empresa de selección intermediadora, ni los requisitos formativos o de experiencia mínimos exigidos. Y sobre todo, huir de cualquier oportunidad de trabajo donde ofrezcan el oro y el moro por hacer “no se sabe qué”.

Por último, y relacionado con estos negocios de dudosa formalidad, quiero hacer una pequeña reseña de la técnica emergente que se está extendiendo para la captación de “colaboradores” para dichos negocios a través de las redes sociales, fundamentalmente Facebook, Twitter y Linkedin, donde los “cazadores” captan a sus “presas” con mensajes directos, ofreciéndoles participar en grandes proyectos innovadores y de reciente implantación en España (sin explicar el qué, ni el cómo), a cambio de ganar enormes cantidades de dinero, llegando incluso a proponer una “cita” en persona para explicar directamente los pormenores del negocio, con la excusa de que la red no es el mejor medio para explicar tan grandiosa oportunidad de “hacerse millonario”. Cuidado ante esto, porque el siguiente paso será solicitar al “incauto” de turno una cantidad económica determinada para que pueda formar parte de tan increíble proyecto.

Evidentemente, detrás de todo esto no hay más que engaño, estafa y aprovechamiento del mal ajeno. Es muy importante interpretar las ofertas de empleo, y huir de todas aquellas que no dejen claros los datos mínimos y básicos de empresa y puesto ofertado. Y sobre todo, huir de todo aquello donde nos pidan cualquier cantidad económica, por mínima que esta sea. Es la señal más clara de que estamos ante una estafa.

Por eso, aviso a navegantes…….