Discapacidad y Empleo. La inserción laboral como reto.

Trabajador discapacitadoCuando la situación laboral y económica aprieta, la sociedad empieza a sufrir las consecuencias de manera desmedida. Todos los colectivos padecen las consecuencias de las penurias económicas y del aumento brutal del desempleo. Pero no todos los colectivos lo sufren de igual modo.

Uno de los colectivos que, incluso en épocas de bonanza económica, suele padecer más dificultades de inserción laboral es el de las personas con discapacidad. En general, el problema para el acceso de estas personas al mercado laboral no es únicamente económico. Siguen primando factores como los prejuicios sociales, el desconocimiento de la discapacidad, la desconfianza, etc.

Si a estos factores añadimos la evolución del mercado de trabajo hacia entornos digitales y tecnológicos, las dificultades para el acceso a una formación y empleo adaptados y la disminución de puestos de trabajo de tareas manipulativas, vemos que el panorama que tienen las personas con discapacidad para acceder al empleo y mantenerlo, es bastante complicado. Pero esto no debe coartar las posibilidades, proyectos y ayudas que haya que destinar a estas personas.

El principal cambio que hay que llevar a cabo es el del concepto de persona con discapacidad que quiere acceder al empleo. Este cambio debe hacerse desde la propia persona con discapacidad y su entorno, hasta el sector empresarial, pasando por orientadores e intermediadotes laborales.

La persona con discapacidad debe auto conocerse, ser consciente de las capacidades y limitaciones, y llegar a la conclusión de qué cosas es capaz de hacer y cuales no. Del mismo modo que un operario de grúa, posiblemente, no pueda diseñar una aplicación para móviles, y viceversa, por no tener la cualificación y habilidades necesarias, una persona titulada en FP de Grado Superior de Administración y Finanzas, con amputación del miembro inferior derecho, no podrá trabajar como albañil. Pero sí estará perfectamente capacitada para trabajar en cualquier puesto administrativo.

Pero esto es, ni más ni menos, lo mismo que debe hacer toda persona que esté en búsqueda de empleo: ¿qué tengo? qué puedo aportar? ¿qué me falta? ¿qué limitaciones tengo?….. Siendo consciente de lo que cada uno es capaz o no de hacer, siempre será más fácil determinar cual será el camino a seguir en la búsqueda de empleo.

Actualmente en nuestro país existen servicios de orientación e intermediación laboral especializados en el colectivo de personas con discapacidad. Su conocimiento de la discapacidad y su repercusión a la hora de desempeñar una actividad laboral, los pone como punto de referencia para la inserción laboral tanto para el propio colectivo como para las empresas que, tanto por conciencia social como por “obligación” legal, opten por la contratación de personas con discapacidad. Algunas de estas entidades que ofrecen servicios de orientación e intermediación laboral para personas con discapacidad son:

♦ FCS-Inserta

Inserción laboral♦ Atam

♦ Cocemfe

♦ Fiapas

♦ Feaps

♦ ONCE

Existe también normativa de empleo protegido para este colectivo de personas, donde se permite la creación de empresas de carácter laboral y social, con especiales ayudas y bonificaciones para su creación y para la contratación de trabajadores. Estas empresas son los denominados Centros Especiales de Empleo (CEE), y aquí se puede obtener información sobre los requisitos para su creación y las ayudas a la contratación. En éste enlace se puede consultar la relación de Centros Especiales de Empleo existentes en nuestro país.

Del mismo modo que existen portales de empleo generales o específicos de sectores profesionales, también han ido surgiendo portales de empleo para personas con discapacidad. Algunos de los más representativos son los siguientes:

♦ Disjob

♦ Portalento

♦ Empleadis

♦ Capaces

♦ Mercadis

♦ Discapnet

♦ Fundación Universia

♦ Fundación Mapfre

♦ Fundación Randstad

♦ Isencial

♦ Teledislab (para mujeres con discapacidad)

♦ Fundación CNSE

Las ayudas y bonificaciones a la contratación de personas con discapacidad están incluídas en la normativa general vigente de bonificaciones y reducciones  a la contratación laboral en nuestro país. Se pueden consultar en este cuadro resumen (páginas 4-6)

Ante la obligación de contratar personas con discapacidad por parte de las empresas, existe la posibilidad de estar exento de hacerlo, a cambio de optar por determinadas Medidas Alternativas a la contratación de personas con discapacidad. Estas medidas se pueden consultar en el siguiente enlace:

Medidas Alternativas a la contratación de personas con discapacidad

DiscapacidadPero a pesar de todas estas dificultades que se encuentran las personas con discapacidad en su camino hacia el empleo, y de las ayudas existentes para la creación de empresas y la contratación, quiero destacar una cosa de la mayoría de las personas de este colectivo: tienen un plus de MOTIVACIÓN que es el que le hace, no sólo luchar cada día para conseguir su “sitio laboral”, sino que es el que le ha ayudado a superarse continuamente para ocupar su sitio en esta sociedad que les ha tocado vivir.

Anuncios

Fundación Cruzcampo apuesta por jóvenes talentos

La Fundación Cruzcampo apuesta por los jóvenes talentos universitarios. Dirigido a estudiantes universitarios de último curso o recien licenciados de cualquiera de las Universidades Públicas o Privadas y Escuelas de Negocia de Andalucía. El plazo de presentación de solicitudes estará abierto entre los días 30 de abril y 19 de mayo. El objetivo final será la concesión de 3 becas de 6 meses de duración en Heineken España.

Para mayor información y poder formalizar la inscripción, pichar en el siguiente enlace:

http://www.fundacioncruzcampo.com/noticia/fundacion-cruzcampo-apuesta-por-la-formacion-de-jovenes-talentos-en-andalucia.aspx