Debates y eventos de empleo online: Recursos para el aprendizaje y la empleabilidad

Vivimos en la era de la comunicación digital. Todos los procesos de comunicación se han volcado en la red, a través de las múltiples herramientas que se han ido creando en los últimos años. Esto, unido a la motivación e inquietud de la sociedad por formarse, adquirir nuevos conocimientos y estar al día en todo lo que sucede dentro de su ámbito profesional, hace que Internet y las herramientas de comunicación que pone a nuestro alcance, sean los recursos más utilizados en los últimos tiempos para nuestro desarrollo formativo.

videoconferenciaTradicionalmente, la formación presencial, las jornadas y congresos profesionales, las charlas divulgativas, etc., eran los medios a través de los cuales podíamos mejorar nuestros conocimientos. Hoy en día, estos medios de desarrollo profesional siguen siendo importantes, pero le han ido ganando terreno la formación on-line y los “acontecimientos” y eventos emitidos por la red.

En este sentido, existen determinados modos y medios para hacerlo. Se han desarrollado sistemas como los webinar (hangout en Google+) en directo, la emisión en streaming de eventos presenciales, e incluso la publicación de vídeos en Youtube de sesiones formativas, siempre disponibles para los interesados.

hangoutEn esta ocasión, quiero hacer referencia a los webinar o hangouts. Según la Wikipedia, el hangout es una herramienta que permite realizar una conferencia entre 2 o más personas, hasta un máximo de 10, con la posibilidad archivar las conversaciones en la nube, lo que permite sincronizarlas entre diferentes dispositivos, siendo también posible, al ser una conferencia emitida públicamente, la interacción con los espectadores, ya que suelen dar la posibilidad de comentar y preguntar sobre los temas tratados, por ejemplo, a través de los hagstags de Twitter.

En las últimas semanas he podido asistir como espectador a la celebración de diferentes hangouts cuya temática central ha sido el empleo, la orientación laboral y la marca personal. Han sido de gran interés y que me han animado a dedicarles este artículo, puesto que considero de gran importancia que profesionales, a través de debates, puedan exponer sus conocimientos sobre su especialidad abiertamente y puedan describir cómo perciben ellos la situación actual en su ámbito profesional desde su propio punto de vista.

Los hangouts a los que he podido asistir han sido los producidos y llevados a cabo por +Héctor Jerez, a través de su blog Politólogo en Red, y +Miguel Ángel Riesgo, también a través de su blog Uniendo marca personal y Empleo 2.0, en el apartado Conversaciones 2.0, de reciente creación. Ambos tienen canal en Youtube, donde comparten sus debates una vez finalizados, para poder ser visualizados en cualquier momento.

En el Canal de Héctor Jerez se pueden ver, entre otros, los debates emitidos con +Juan Martínez de Salinas sobre el nuevo mercado laboral 2.0, con +Xosé Alberte Cea, sobre Internet y la búsqueda de empleo, o con los componentes de la iniciativa No Quiero Ser Portada De Los Lunes al Sol, para explicar en qué consiste su proyecto. Todos de gran interés.

En el Canal de Miguel Ángel Riesgo también podemos ver los debates realizados con +Víctor Candel, sobre la reputación de los candidatos en la red y su influencia en los procesos de selección, y con +Javier Manzaneque, sobre el tema ¿es mejor crear entradas en un blog en formato texto o vídeo?

Estos son sólo ejemplos de la información especializada y actualizada que fluye por la red. La facilidad con la que podemos acceder a ella permite tener al alcance de la mano todo un abanico de posibilidades para mejorar nuestra capacitación profesional.

La ventaja de poder asistir a estos debates entre profesionales, o a eventos sin tener que desplazarse, e incluso pudiendo participar a través de las redes sociales, están fomentando no sólo la adquisición de conocimientos, sino que potencian la interacción y el networking entre los “asistentes” presenciales y virtuales.

Es fundamental aprovechar estos recursos para mejorar nuestra capacitación y conocer a profesionales, referentes en los ámbitos de nuestro interés, compartir y conversar con ellos. No olvidemos que en los tiempos que nos están tocando vivir, donde la competencia es tan grande, triunfará todo aquel que pueda aportar algo más y marque las diferencias con el resto de “competidores”. Estas herramientas son un medio muy adecuado para ir llenando la mochila e ir dando forma a nuestra “marca personal”.

“Si tienes talento, cultívalo. De lo contrario, por muchas raíces que tenga, nunca florecerá”

Cómo buscar empleo actívamente y no morir en el intento

¿Qué es la búsqueda de empleo? ¿En qué consiste? ¿Cómo se hace? ¿Cuándo y por dónde empiezo? ¿Cuánto tiempo dura? ¿Quién me puede ayudar?…..

Estas son algunas de las preguntas que se hacen las personas desempleadas nada más llegar a esta situación. ¿Respuestas? Todas las que queramos. Cada persona se responderá a estas preguntas de manera muy diferente a como lo hagan el resto. Esto dependerá de diversos factores: objetivos planteados, edad, entorno, habilidades, contactos, herramientas disponibles, apoyos, etc…

Pero a pesar de estas divergencias en las respuestas, sólo hay una cosa importante: realizarla de forma ACTIVA. Esto no quiere decir que ser activo sea sólo recorrerse todos los polígonos industriales de mi ciudad, o sólo abrir Infojobs por las mañanas para “ver si hay algo para mí”, o sólo decirles a mis amigos que estoy buscando trabajo. Ser activo en la búsqueda de empleo consiste en “realizar TODO tipo de acciones encaminadas a la consecución de un empleo”.

Hay que tener en cuenta que el número de desempleados ha aumentado en más de 3 millones de personas en los últimos años. Este dato, en búsqueda de empleo, hay que traducirlo en: mayor competencia, mayor especialización y mayores dificultades para acceder a un nuevo empleo. Por ello, la búsqueda debe ser más activa, intensa y diversificada que nunca. En estos momentos, todo será mucho más complicado para aquellas personas que no se vuelquen al 100% en su propia búsqueda de empleo.

Siempre he pensado y aconsejado que la búsqueda de trabajo tenemos que entenderla como “un trabajo en sí”, marcando objetivos, rutinas, estableciendo una planificación adecuada, etc… Y es en la situación actual que vivimos cuando este mensaje debe tener mayor arraigo.

Un primer análisis de cómo debe iniciarse la búsqueda de empleo lo mostré en el artículo “Estoy desempleado ¿qué hago ahora?” Es el momento en el que hay que auto conocerse, analizar el entorno, establecer nuestros propios objetivos laborales, personales, formativos, etc. Si se tuviera alguna dificultad en estos pasos iniciales, básicos para una búsqueda adecuada y adaptada a cada persona, sería recomendable solicitar la ayuda en algún servicio de orientación laboral.

Una vez determinados los aspectos anteriores, es cuando empieza el trabajo de campo puro y duro. A continuación enumeraré las acciones que deberían tenerse en cuenta para llevar a cabo una búsqueda de empleo de manera activa. ¡Ah! es importante usar una agenda, donde iremos anotando todos los pasos y acciones que vayamos dando en cada momento.

CV♦ Elaborar el currículum: es fundamental diseñar un currículum adecuado a nuestro perfil e intereses profesionales. Actualmente hay diversos formatos y soportes para su elaboración (tradicional en papel, CV online, video CV).

♦ Desarrollo de habilidades para la búsqueda de empleo: mejorar aquellas habilidades deficitarias que hemos detectado durante nuestro auto conocimiento (asertividad, escucha activa, empatía, etc.). Estos aspectos se pueden trabajar en talleres grupales desarrollados al efecto por los servicios de orientación, o bien de manera individualizada.

♦ Inscripción en el Servicio de Empleo Público correspondiente, actualizando todos los datos profesionales, formativos, y de intereses y expectativas. Realmente no hay mucha confianza en estos Servicios, y puede que no sean la solución a nuestro desempleo, pero como un recurso más que es, debe tenerse en cuenta.

♦ Inscripción en bases de datos de Empresas de Trabajo Temporal, Empresas de Selección de Personal y Agencias de Colocación.

♦ Inscripción en portales de empleo de Internet, donde, además de incluir los datos necesarios en su base de datos, se deberá realizar una búsqueda de ofertas de empleo utilizando los filtros establecidos para ello, en función del perfil profesional e intereses que tengamos.

Metabuscadores: del mismo modo que se hace la búsqueda de ofertas en los portales de empleo, se puede hacer también a través de los Metabuscadores (buscadores cuyo funcionamiento es similar a Google, Yahoo, etc…, pero exclusivamente para ofertas de empleo en la red). Aquí se puede obtener más información sobre Metabuscadores.

♦ Autocandidatura: consiste en contactar con las empresas de nuestro entorno, en función de nuestro perfil profesional, y en ausencia de oferta de empleo, ofrecer la candidatura para futuros procesos de selección.

♦ Empleo público: desgraciadamente, en la situación actual, la oferta de empleo público se ha reducido bastante. Para obtener información sobre oposiciones a la Administración, se puede consultar www.buscaoposiciones.com, o los diferentes Boletines Oficiales (Estado, Comunidades Autónomas, Provinciales, Diputaciones). Existen también convocatorias para personal laboral, igualmente publicados en los diferentes boletines.

♦ Red de contactos: esta “herramienta” es una de las que tradicionalmente se ha utilizado en la búsqueda de empleo, y actualmente sigue siendo una de las vías más importantes para encontrar trabajo. A la red de contactos “real” hay que sumarle la red de contactos “virtual” o digital, formada por todos aquellos contactos establecidos a través de nuestra participación en Redes Sociales (Twitter, Linkedin, Facebook, etc.).

♦ Visibilidades la red o 2.0: cada día está adquiriendo mayor importancia, y es una forma de hacernos ver en las Redes Sociales, las cuales están siendo cada vez más tenidas en cuenta por los reclutadores. Este tema fue tratado en “Visibilidad 2.0 y aptitud: claves de la empleabilidad en la era digital”.

♦ Formación: es posible que en nuestro análisis inicial, previo a la búsqueda activa de empleo, hayamos detectado alguna necesidad formativa. Durante la búsqueda puede ser el momento de cubrir dicha necesidad a través de acciones formativas adecuadas. Estas pueden ser presenciales o a través de las diferentes plataformas de e-learning, de fuerte implantación en los últimos años.

Buscar empleo♦ Asistencia a eventos de empleo o de empresas del sector de nuestro interés: es otra forma de hacerse visible, participando y estableciendo contactos en este tipo de eventos. Fomenta el Networking, que está adquiriendo cada vez más importancia para establecer relaciones profesionales.

♦ Autoempleo: surge como una alternativa más en la búsqueda activa de empleo. Hoy en día, ante las dificultades que se encuentran para emplearse por cuenta ajena, hay una “corriente” pro-emprendimiento, como opción para emplearse. Está claro que tiene connotaciones diferentes a la búsqueda de empleo ordinaria, pero es una opción a tener en cuenta si se dan las condiciones adecuadas.

Como dije al comienzo de este artículo, la búsqueda de empleo tiene carácter individual, cada persona decide realizarla de la forma que cree más conveniente. He intentado aportar los aspectos más importantes que debe tener una búsqueda de empleo para que se pueda considerar suficientemente activa.

Y ahora  ¡¡¡ a trabajar !!!